- Miguel y Jesús, ingenieros civiles granadinos, visitan los proyectos de agua de Haren Alde en Chota
19-07-2017 Granada, España • Chota, Perú
Dos estudiantes granadinos de ingeniería civil de la Universidad de Granada, con espíritu solidario y ganas de conocer unas realidades diferentes a las de su entorno habitual, están en Perú.
Un encuentro fortuito cerca del Colegio Santo Tomás de Villanueva de los Agustinos Recoletos en Granada permitió que Jesús Hernández, antiguo alumno de este colegio, y Miguel Monsalve, enamorados de su profesión, la Ingeniería Civil, pusieran rumbo a la región andina de Chota, en Perú, durante este verano, para conocer de primera mano y apoyar en los proyectos de agua y saneamiento que en diversas comunidades rurales lleva a cabo Haren Alde, la ONGD de la familia agustino-recoleta.

Jesús empezó a interesarse por la cooperación al desarrollo, los problemas medioambientales y la lucha contra el cambio climático de tal manera que acabó en Santiago de Chile completando estudios y descubriendo las grandezas, peculiaridades y grandes desigualdades de Latinoamérica.

Miguel, por su parte, tiene una fuerte tendencia al emprendimiento y al acabar los estudios de ingeniería civil trabaja en el uso y diseño de impresoras 3D, pero con igual deseo de conocer los medios de crear un mundo distinto y mejor y participar en su puesta en marcha de una manera solidaria.

Chota es una pequeña ciudad situada en el norte de Perú, en mitad de los Andes, en la región de Cajamarca, donde los Agustinos Recoletos misiones desde los años cuarenta del siglo XX. A su alrededor hay pequeñas comunidades rurales cuyo abastecimiento de agua se hace de la toma directa de cursos previamente contaminados por fertilizantes, residuos agrícolas y ganaderos.

Desde hace varios lustros la ONGD Haren Alde cambia esta pauta mediante la creación de sistemas completos de agua potable y segura para el consumo humano.

Se trata de sistemas de distribución de agua por gravedad que además cuenta con valores de presión y velocidad aptos para su recepción en los hogares mediante grifos, parámetros seguros de sustancias químicas y sedimentos, y libre de bacterias que transmiten enfermedades e infecciones.

Detrás de estos proyectos siempre hay importantes mediciones de distancias, diámetros, caudales, presión, velocidad, cotas… Palabras que a los ingenieros les suenan cada día en la cabeza.

Las comunidades rurales andinas se encuentran entre las montañas y cuentan con manantiales subterráneos que afloran en las laderas sin haber antes contactado con ninguna actividad humana o contaminante. Acumulada en depósitos, se regula su caudal, se completa y asegura su potabilización y se lleva aprovechando la energía de la gravedad hasta las casas, situadas siempre en cotas más bajas.

Además de la propia construcción y diseño de la red, se tiene en cuenta el aspecto social y humano. La comunidad debe aprender cómo es una gestión sostenible del agua. Ellos son los propios responsables de su agua y de los residuos que, si vierten sin control, pueden llegar a contaminar su espacio vital más inmediato.

Por eso se han creado juntas vecinales gestoras que tras la puesta en funcionamiento de la red, aseguran su futuro y mejoran la vida cotidiana de las familias eliminando comportamientos poco cuidadosos con el medio ambiente y la salud humana.

Jesús y Miguel tras unos días en Lima, se dirigieron hasta Chiclayo para encontrarse con el ingeniero y jefe técnico del proyecto, Miguel Vega, quien les condujo hasta Chota para comenzar a trabajar con la comunidad.

© HAREN ALDE - En favor de los demás. ONG'D agustino recoleta. General Dávila, 5, bajo D. 28003 - Madrid, España. Teléfono y fax: 915 333 959. NIF: G-31422793. Inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número 115.324. Declarada de Utilidad Pública el 17 de julio de 2000.
Inicio Quiénes somos Dónde estamos Qué hacemos Noticias Publicaciones Háblanos
-
english português