- El primer semestre termina en el Hogar Santa Mónica con buenas noticias académicas
21-07-2017 Fortaleza, Brasil
El cariño a la lectura y el estudio, la compañía de las pedagogas y voluntarios en el Centro Cultural San Agustín y la normalización de sus vidas escolares hacen que los progresos de las niñas residentes en la escuela hayan sido de buena nota. Ahora, al comienzo del segundo semestre, seguirán los ánimos y el estudio guiado durante tres horas y media cada mañana.
En Brasil, el curso académico coincide con el año natural, comenzando a finales de febrero o comienzos de marzo tras las vacaciones de Navidad, celebraciones de comienzo de año y los carnavales, y terminando en diciembre con la graduación anual. El primer semestre del curso 2017 en el Hogar Santa Mónica ha estado lleno de buenas noticias escolares.

Once de las residentes tienen una beca procedente de asociaciones empresariales y amigos del Hogar Santa Mónica para estar matriculadas en el Colegio San Lucas, cuyas instalaciones están a cinco minutos de furgoneta del Hogar Santa Mónica y cuenta con una fama bien ganada de disciplina académica, exigencia a los alumnos y profesionalidad de los profesores.

Al comienzo, a las once alumnas del San Lucas se les hizo un poco duro acomodarse al ritmo de enseñanza del centro, pero los esfuerzos de las mismas niñas y adolescentes, el apoyo continuado de los profesores y pedagogos que les guían cada mañana, y el verse en un ambiente normalizado, queridas y apoyadas por el propio centro escolar, hace que su nivel académico haya dado un salto importantísimo de cantidad y calidad.

El resto de las residentes sigue en los colegios de la red pública tanto municipal como estatal. Las más pequeñas van a la escuela en el turno de tarde, más o menos desde la una a las cinco de la tarde, mientras que las más mayores van en el turno nocturno, de seis a diez. Lo cierto es que todas se han esforzado y han querido llegar a este mes de julio, tradicionalmente con vacaciones escolares por unas semanas, sin ninguna asignatura pendiente.

Las más veteranas hacen cursos de capacitación profesional en centros como el del SESI (Servicio Social de la Industria), más volcados hacia el mercado de trabajo y con preparación especializada que incluso cuenta con prácticas en empresas reales y un pequeño salario que les sirve para preparar mejor su futuro.

Dentro de las instalaciones del Hogar Santa Mónica está el Centro Cultural San Agustín, un espacio con una biblioteca y sala de informática y dos aulas con todo lo necesario para, de 7 a 11 de la mañana, con un recreo de media hora, recibir estudio guiado.

Profesores y pedagogos participan en este estudio guiado de Lengua, Inglés, Matemáticas, Historia, Geografía, Ciencias, refuerzo escolar y, para las más pequeñas, alfabetización. Por supuesto, estar integradas en la educación formal escolar es una condición indispensable para toda residente en el Hogar.

Por motivos diversos, a veces relacionados con las condiciones de vida y las experiencias traumáticas vividas antes de ingresar en el Hogar, es frecuente que las niñas lleguen al Hogar Santa Mónica con problemas cognitivos y dificultades de aprendizaje. Solo la ayuda de los profesionales, el cariño con disciplina y la recuperación de la autoestima y de saberse capaces de aprender y crecer les permite salir adelante.

Durante el presente mes de julio las vacaciones escolares han estado bien merecidas para todas las residentes. También para los profesionales que les guían. Los resultados han sido, en general, buenos o muy buenos, especialmente para quienes antes de llegar al Hogar no tenían ningún apego por el estudio o la escuela y no consideraban importante el estudio.

Por las mañanas se han realizado una yincana literaria y otra científica; y se aumentan las horas en actividades que durante el curso son menos habituales por razones obvias, como la danza, el cine, los tebeos, las meriendas en el campo, la piscina del seminario… Porque la mente tiene que descansar para que en agosto, cuando todas vuelvan al aula, la cabeza esté relajada y preparada para adquirir más conocimientos y experiencias.

© HAREN ALDE - En favor de los demás. ONG'D agustino recoleta. General Dávila, 5, bajo D. 28003 - Madrid, España. Teléfono y fax: 915 333 959. NIF: G-31422793. Inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número 115.324. Declarada de Utilidad Pública el 17 de julio de 2000.
Inicio Quiénes somos Dónde estamos Qué hacemos Noticias Publicaciones Háblanos
-
english português